Dic 07

Bordado Richelieu

El bordado richelieu o de ojal fue desarrollado en Francia en al siglo XVIII con el fin de emular los bellisimos encajes venecianos blancos y beige de la época. Cuando se trabaja con diseños en esta técnica se usan generalmente flores como inspiración. Sin embargo, por ser un bordado muy artístico, permite una gran libertad y variedad de dibujos.

 

A pesar de que esta técnica es de estilo renacentista permite trabajar diversidad de estilos, desde los más antiguos hasta los de más reciente innovación. Las  formas de los motivos usados en este tipo de bordado no son independientes en su conjunto, ni en sus detalles, puesto que hay algunos puntos de unión que los afianzan. 

El bordado richelieu entra en el grupo de los llamados bordados blancos, pues casi siempre se ejecuta sobre materiales e hilos de este color. Por lo general se trabaja sobre telas de organdí, algodón fino o batista, lo más importante es que la tela sea lisa, los hilos pueden ser de varios tipos, aplicados con aguja un poco más gruesa que el hilo.

Una tijera puntiaguda es indispensable para retirar la tela sobrante de los bordes y separar las presillas de las flores y demás motivos, este tipo de labor siempre requieren el uso de tambor, para mantener bien tensada la tela.

Los puntos empleados para esta técnica, son el punto festón, punto festón doble, punto festón acolchado y punto bastilla.


Clásicas o contemporáneas,  la labores realizadas en bordado richelieu son la última palabra en manualidades tradicionales.

1e0a1da120d0943566e8e1d8a869bbf2
9cb5eebe9e63c13ac7c9f915ef19bdcf
72fe57d0cd81cd612f374e4078d19b67

1 comentario

  1. ya te enlace a mi blog!

Deja un comentario

Your email address will not be published.